Actividades tradicionales y Cultura popular Madeira

Actividades tradicionales y Cultura popular Madeira

En la Época de Poblamiento del Archipiélago de Madeira existía una gran zona de floresta indígena (Laurisilva), una gran cantidad de aves y pequeños reptiles. El pueblo madeirense resulta de una mezcla que tiene origen en los primeros colonizadores, oriundos de diferentes regiones de Portugal Continental que sufrió influencias de pueblos extranjeros que realizaban intercambios comerciales con el Archipiélago donde se establecieron. En los primeros años de poblamiento y de acuerdo con los micro-climas existentes, fueron introducidos varios cultivos como la viña, caña de azucar, banana, trigo, maiz y otros productos hortícolas. En esa época, tal como ahora, la actividad agrícola desempeñaba un papel fundamental para la sustentabilidad del archipiélago. Para que la implementación de la actividad agrícola fuese posible, fue necesario ultrapasar las contrariedades del relieve y la accidentada orografía de la Isla. Para eso fue necesario, a lo largo de generaciones, un gran ingenio y fuerza para construir un fantástico paisaje agrario que todavía hoy subsiste. Fue necesario construir socalcos (poyos) en las abruptas laderas y construir canales (levadas) para traer el agua desde la costa norte al sur de la Isla, con el objetivo de irrigar los campos agrícolas. De la artesanía regional se destacan los bordados, los objetos en mimbre y hasta objetos realizados en hueso de ballena. En cuanto a gastronomía madeirense, esta siempre fue influenciada a lo largo de los tiempos por los diferentes ciclos agrícolas (cereales, azucar y vino). La mesa popular fue siempre muy simple, situación que cambia en momentos festivos como en Navidad. Aun no siendomuy amplia, la gastronomía tradicional del Archipiélago de Madeira es rica y variada: Espetada de carne de vaca, filetes de espada, bifes de atún, maiz frito y carne de vino y ajos son algunas de las especialidades gastronómicas mas conocidas y apreciadas por locales y visitantes. La Reposteria tradicional madeirense se encuentra intimamente relacionada con la cultura de la caña de azucar. Además de azucar, los Ingenios de caña producían también miel de caña que servía para la creación en los conventos de Santa Clara y de la Encarnación, de varios dulces, entre ellos el conocido Bollo de Miel. Los rebozados de Hinojo, broas de miel y queixadas son otros ejemplos de la Repostería tradicional de Madeira y Porto Santo.


Enlaces Relacionados

Calheta

Alojamientos por la zona :