Municipios y Feligresías de Madeira y Porto Santo

Municipios y Feligresías de Madeira y Porto Santo

El Archipiélago de Madeira es una región portuguesa dotada de autonomía política y administrativa. El estatuto político-administrativo de la Región Autónoma fue establecido con la Constitución Portuguesa de 1976. Este Archipiélago en su conjunto está constituido por dos Islas habitadas, la Isla de Madeira y la de Porto Santo y dos conjuntos de Islas deshabitadas, las Islas Desiertas y las Islas Salvajes. Estas últimas están clasificadas actualmente como reservas naturales. La Región autónoma de Madeira, a semejanza del territorio continental portugués, se encuentra dividida administrativamente en municipios, tradicionalmente conocidos como concejos. Estos municipios generalmente toman el nombre de su mayor localidad y son administrados por la Asamblea Municipal y por la Cámara Municipal. Los municipios están a su vez divididos en feligresías, que son divisiones administrativas mas pequeñas. Tienen funciones análogas a las de los municipios y en menor escala. Son administradas por la Junta de Feligresía y por la Asamblea de Feligresía. La estructura de división administrativa de Portugal es actualmente compleja, pero no siempre fue así. Esta división es el resultado de un proceso evolutivo de varios siglos que fue desarrollando una serie de reformas administrativas. La primera Isla del actual Archipiélago de Madeira en ser descubierta fue la Isla de Porto Santo por los navegadores portugueses João Gonçalves Zarco y Tristão Vaz Teixeira.No se conoce con precisión la fecha, pero se sitúa entre 1417 y 1420. Algunos especialistas apuntan el año 1418 como fecha mas probable. Al año siguiente, en 1419, fue descubierta la Isla de Madeira por los mismos navegadores, esta vez acompañados de Bartolomeu Perestrelo. La colonización de Madeira y Porto Santo, se inició alrededor de 1425 por iniciativa del Infante D. Henrique. El poblamiento y la exploración de estas Islas fueron organizados en divisiones administrativas denominadas capitanías. La administración de estos territorios quedó a cargo de capitanes donatarios cuyas responsabilidades consistían en explorar los recursos naturales existentes y promover el poblamiento de estos territorios a través de la concesión de parcelas de tierra a los colonos. La Isla de Madeira fue dividida en dos capitanías. La Capitanía de Machico fue entregada a Tristão Vaz Teixeira en 1440 y la Capitania de Funchal a João Gonçalves Zarco en el año 1451. La responsabilidad de poblar la Isla de Porto Santo quedó a cargo de Bartolomeu Perestrelo, nombrado su Capitán donatario en 1425. La mayoría de las parroquias de Madeira surgieron a partir de las Haciendas pobladas con capillas alrededor de las cuales se comenzaron a reunir aglomerados poblacionales. A lo largo de la historia de Portugal, la división administrativa del territorio fue sufriendo varias alteraciones. Con la reforma administrativa de 1832 las provincias o prefecturas pasaron a ser unidades administrativas dirigidas por un prefecto (representante del gobierno central) asistido por una junta general (órgano de gobierno local elegido por los ciudadanos de provincia). El território pasa a estar íntegramente dividido en concejos, cada uno dirigido por un provedor (representante del prefecto) y asistido por una cámara municipal (órgano de gobierno local elegido por los ciudadanos). Habiendose extinguido un elevado número de concejos mas pequeños, fue creada la Feligresía como una subdivisión administrativa del concejo, dirigida por un comisario de parroquia (representante del proveedor) y asistida por una junta de parroquia. Con esta reforma (1832) Madeira pasó a constituir una provincia (prefectura), con comarca (subprefectura) en Funchal. En 1878 fue aprobado el Código Administrativo que estableció la existencia de una estrutura de poder por debajo del municipio, la Parroquia Civil, coincidente con la área de administración religiosa. La reforma de 1935 vino a extinguir las prefecturas y las juntas generales de las provincias. Las comarcas se transformaron en distritos, que pasaron a ser la principal gran división administrativa del país. Los subprefectos pasaron a denominarse gobernadores civiles y a ser asistidos por una junta general de distrito. Los proveedores pasaron a denominarse administradores de concejo y los comisarios de parroquia pasaron a regidores. Así pasó a existir y llamarse al Distrito de Funchal. En el año 1969, con el III Plan de Fomento Nacional, cuyo objetivo era la ejecución de políticas de desarrollo regional, fueron creadas las regiones de planificación. Nació así la Región de Planificación de Madeira denominada Distrito Autónomo de Funchal. En 1975 el Archipiélago de Madeira pasó a ser una Región Autónoma de la República Portuguesa, dotada de Estatuto Político-Administrativo y de órganos de gobierno propio. A partir de esta fecha las funciones de las regiones de planificación y de las comisiones consultivas regionales fueron asumidas en la Región Autónoma de Madeira por el Gobierno Regional y por la Asamblea Legislativa Regional.


Enlaces Relacionados

Alojamientos por la zona :